Licenciados de barbecho — vivirdebuenagana

Antes de que apareciera Internet se decía que de los médicos de barbecho estaban los camposantos llenos y de los abogados ídem, los tribunales. Ahora con la trepidante información que existe, podríamos añadir los loqueros de barbecho como macizadores de las Casas de Orates, pero esto no es del todo exacto, aunque lo primero ha cogido proporciones inauditas. Pacientes que le dan lecciones de medicina tanto al médico de cabecera como al especialista, y macarras de polígono que se las dan de juristas confiando en «lo que dice forocoches» porque eso va a misa, y con el puño americano en la mano en lugar del Código Civil.

 […]

Licenciados de barbecho — vivirdebuenagana