¡Apaga luz, Mariluz…! — vivirdebuenagana

Estos días pasados me he acordado de esa canción que tanto me gustaba en mi infancia (y también luego). La llegué a escuchar en Sucre, capital de Bolivia, cantada y tocada con entusiasmo, buenas voces y maestría de guitarras y charango, una noche de farra de canónigos ilustrados: ¡Apaga luz, Mariluz, apaga luz,/que yo no puedo dormir con tanta luz… /Los borrachos en el cementerio/ jue-gán al Mus! De niño, la letra de esa canción me parecía algo fantástico, tanto que cuando pasábamos por el camposanto, yo miraba entre las tumbas a ver si estaban por allí los borrachos baraja en mano. El tiempo pasa, los recuerdos quedan. La sombra crece dentro de la conciencia si la conciencia no crece en la sombra (Don José Larralde). Sigo.
(…)

¡Apaga luz, Mariluz…! — vivirdebuenagana