El atajo – Adolfo Bioy Casares — Relatos y Cuentos Cortos

A las tres o cuatro horas de viaje, por la ruta interminablemente rectilínea, la vieja señora reblandecida, pero tan imperiosa como en sus mejores tiempos, ordena al chauffeur: «Agarre por el campo, corte camino». G. Messina, Desde el pescante. Aquel mediodía de junio, al cruzar la puerta cancel, Guzmán claramente notó la angustia: una opresión leve y pasajera […]

El atajo – Adolfo Bioy Casares — Relatos y Cuentos Cortos