Lugar Quintana

vivirdebuenagana

P1060134Un lugar donde nunca pude llegar a imaginar que iba a poner los pies y cuyo nombre ignoraba por completo. Tal vez sea ese el sentido de las islas a las que llegan los náufragos, aunque no sea ese mi caso ni por asomo. Fantasías, pocas;  pero a cierta edad es raro que se te de la oportunidad de poder gritar el famoso «¡Kavafis, que te den…!», que gritaba mi poeta Anton Brunster cuando cogió un tren nocturno y, envuelto en niebla, escapó de Umbría para siempre.

P1060245

Me acuerdo de aquella anotación de Paul Valéry en su diario que hablaba de tener una compañía a la que mostrar estas cosas con un gesto leve de la mano y sin palabras.

P1060209

Hubo una última barca de pesca y un último arrastre, antes de que la roña y el salitre comenzaran su labor de zapa.

P1060128

La roña como emblema del paso del…

Ver la entrada original 109 palabras más